El enigma de Baphomet (208)

in spanish •  2 months ago

IMG_3596.JPG

El día siguiente, Rechivaldo presenció el momento en el que Gelvira llegó a Astorga, ella sola, sin su hijo, en un carruaje forrado de sedas y de bordados con campanitas regias. Estuvo observándola cuando entraba en la casa del canónigo Deán. Entró y salió llorando, y fue el mismo Deán el que se la presentó aquella tarde. Rechivaldo me contó con todo detalle el encuentro, con los diálogos:
—“Este es el Chantre” —le dijo escuetamente antes de saludarnos—. “Yo la reverencié con una inclinación litúrgica” —me contaba Rechivaldo con admiración desmedida hacia la mujer que describía como la belleza más perfecta que la de la Reina Constanza, quien había adquirido fama de ser la mujer más bella de la tierra—, “y ella me saludó conteniendo las lágrimas, con el más refinado ademán de cortesana” —me recalcó Rechivaldo—. “El Deán sabía lo que yo había creído que era un secreto: que únicamente yo era el privilegiado al que la Reina madre había permitido entrar y salir de la cárcel”.
Cuando Rechivaldo me contaba esto, se le veía desilusionado, sospechoso de que alguien más lo sabía. A los dos o tres días todo el cabildo catedralicio estaba enterado y empezaron a mirarlo con recelo. Ninguna autoridad eclesiástica podía imaginarse cómo se había ganado la confianza de la Reina, cuando, por aquellos días, el clero estaba siendo vilipendiado intencionadamente con leyes, celebraciones de cortes en las ciudades, hermandades y concejos.

Authors get paid when people like you upvote their post.
If you enjoyed what you read here, create your account today and start earning FREE STEEM!
Sort Order:  

Está muy interesante tu relato. Gracias por compartirlo en la comunidad Steemit. Un abrazo afectuoso desde Colombia