Dos cuestiones lingüísticas: La palabra “charnego” y “el” como artículo femenino

in spanish •  2 years ago 

Todas las flores son bellas. Hasta las menos vistosas contienen en sus pétalos y sépalos la belleza metafísica como las palabras de cualquier lengua por extraña o alejada que parezca, incluso del idioma "Vegliota" cuyo último hablante falleció al final del siglo XIX sin poder hablar con nadie en su lengua materna. Por otra parte, lengua estudiada por Lausberg, mi primer manual de Lingüística Románica.
Veamos una pequeña rareza de nuestra lengua: el artículo "el", "la". La belleza intrínseca es inconmensurable como la contienen estas flores del níspero que emergen ahora.

Digo bien en el título, sí, no es una errata: “el”, según el uso, es unas veces un determinante gramatical de género femenino , y otras, la mayoría, del género masculino.

Las palabras que empiezan con “[á] tónica”, es decir, con acento tónico, exija o no acento ortográfico, por ejemplo: agua, águila, hacha, arma, alma se determinan con el articulo femenino “el”. (Ojo: en realidad es un artículo femenino y no masculino, aunque coincida fonéticamente con el masculino.

La razón es la evolución lingüística del artículo castellano “la”, que procede del femenino demostrativo latino “illa”, pronunciado con doble “ele”: “il-la”.

“il-la” evoluciona a “el-la”. Con lo que “il-la áqua” evoluciona a “el-la-áqua” > “el-lááqua” > “el áqua” > “el agua”

Lo que parece un artículo masculino, en realidad es un artículo femenino derivado del demostrativo latino femenino “illa”. De ahí que didácticamente se tienda a dictar esa norma escolar con la que he comenzado esta breve explicación.

"Arte" tiene género ambiguo, lo mismo que "azúcar". De ahí la la dificultad, pero fácilmente salvarle.

Otra flor: "la celestina". Hoy he acercado la lupa en mi jardín para contemplar su belleza igual que si acerco el oído a la palabra "charnego":

Uno de nuestros padres de la Patria al que le pagamos para que nos represente haciendo leyes justas y apellidado Rufián, descendiente de padres y abuelos jiennenses y granadinos, dio a entender que los parlamentarios no catalanes le llaman charnego.

Este parlamentario, no sabe o hace como que no sabe que la palabra “charnego” no es, y nunca ha sido castellana, ni ha sido usada en la historia la literatura castellana. “Charnego” es una palabra de la lengua catalana, pero tampoco usada en la literatura en lengua catalana, salvo en alguna novela contemporánea. Antes de generalizarse el uso de esta palabra, la usaron sobre todo los catalanes pertenecientes a la clase más burguesa como vocablo para despreciar a las gentes que iban a trabajar a Cataluña en los oficios más humildes, desde el resto de España, en los años 1950, 1960 y 1970 cuando el gobierno de entonces había favorecido crecer la industria en Cataluña.

A que no… a que ningún español, sea de Vitigudino o de Gadiix o de Pola de Lena, ha oído nunca ni a sus padres ni abuelos, ni a nadie de su pueblo usar la palabra “charnego”. No hace falta ser lingüista para certificar la evidencia.

La flor del jazmín:

Y la más hermosa de las tempranas, la flor del Hibisco. Que cada cual la asocie con la palabra que quiera:

Authors get paid when people like you upvote their post.
If you enjoyed what you read here, create your account today and start earning FREE STEEM!
Sort Order:  

Hi! I am a content-detection robot. I found similar content that readers might be interested in:
http://www.jgcastrillo.com/2013/07/el-articulo-femenino-el-ejemplo-el-agua.html

·

Sí, es mi segunda edición aumentada e ilustrada del artículo. Yo soy el autor

Exacto, ocurre como seguramente ya sabes, en el pais vasco,con la palabra despectiva MAKETO, equivalente al charnego catalán, para nombrar a todo aquel que no sea oriundo de la tierra y que provenga de MAKETANIA como dieron en llamar a todo territorio que no fuera "Euzkadi".
El origen de este nacionalismo también es burgués, pues los Arana eran Jauntxos, señoritos, hijos de un industrial Bilbaíno que se arruinó por apoyar activamente la carlistada...recordemos que el rey Carlos, era ESPAÑOL !!!
Buen post!!!
Saludos.