Máelbrigte, el guerrero picto que se vengó después de muerto

in spanish •  last month

Máelbrigte fue un noble escocés del siglo IX del que no se sabe mucho: que seguramente era de origen picto, que actuaba como caudillo en las tierras de Moray, un señorío en la costa del norte de Escocia (quizá fuese un mórmaer, una especie de gobernador provincial), y que se enfrentó a Sigurd el Poderoso, jarl o señor de las islas Orcadas. También se sabe que, debido a su dentadura prominente, le habían puesto de apodo “el Dentudo”. Todo esto se cuenta en la Saga de los Orcadenses, un relato, mezcla de historia y leyenda, sobre el dominio de los vikingos noruegos sobre estas islas y sus posteriores conquistas. (Este es un texto que escribí primero en mi blog Senderos Ocultos).

Como decimos, Sigurd Eysteinsson era jarl de las islas Orcadas, territorio dependiente de un reino de Noruega recientemente unificado por el rey Harald I. Sigurd había heredado las posesiones de su hermano, y muy pronto quiso aumentar sus dominios. Puso sus ojos en las costas escocesas, que le pillaban cerquita y, a partir del año 872 comenzó con las incursiones.

Hacia el 890, en el curso de su campaña sobre Moray, seguramente para acabar rápido y evitar muertes excesivas, el caudillo noruego desafió al escocés a una especie de duelo múltiple concertado, un enfrentamiento, en una fecha y lugar señalados, al que cada uno podía ir acompañado de sus cuarenta mejores guerreros. Allí lucharían hasta la muerte, y el vencedor se quedaría con los dominios de su adversario.


Grabado del dibujante noruego del siglo XIX Halfdan Egedius (libre de derechos)

El caso es que Sigurd sería muy poderoso, pero también muy traicionero, y acudió al combate con el doble de hombres de lo convenido. Se cuenta que Máelbrigte vio desde lejos que cada uno de los caballos de la tropa de Sigurd mostraba dos piernas en el flanco y se dio cuenta de la traición, así que arengó a sus hombres y, como buen guerrero escocés, les exhortó a matar al menos a un enemigo antes de caer. La lucha que siguió a continuación fue feroz, pero los escoceses no pudieron evitar la derrota y todos fueron abatidos.

Después del combate, Sigurd decapitó a Máelbrigte y ató su cabeza a su silla de montar con una correa. Era un trofeo de conquista pero también una advertencia para cualquier noble desafiante de la zona que reconociese la cabeza por su famosa dentadura. Sin embargo, conforme el noruego regresaba a casa, se fraguaba la venganza de Máelbrigte. Sus dientes, prominentes y afilados, sobresalían de la cabeza y arañaban a Sigurd en la pierna mientras cabalgaba. Con el paso de las jornadas, el roce repetido terminó por abrir herida, y la pestilencia de la cabeza podrida provocó una grave infección que se llevó a Sigurd al otro barrio. Poco pudo disfrutar de su victoria; Máelbrigte había vengado de forma póstuma aquella traición, y Sigurd Eysteinsson, el Poderoso, pasó a la historia por tener una de las muertes más absurdas.

Fuentes:

Artículo de Javier G. Alcaraván (@iaberius)

¿Te interesan las curiosidades históricas? Pues otra de esas carambolas de la historia fue la que sucedió el "Black Monday", durante la Guerra de los Cien años, cuando el ejército inglés del rey Eduardo III se tuvo que enfrentar contra los elementos. Te lo cuento aquí

(Este post está adaptado de un artículo de mi blog en el que he puesto un enlace a steemit. Por favor, antes de comentar un posible plagio, compruebe que no sea yo mismo el autor de ambos textos.)

Authors get paid when people like you upvote their post.
If you enjoyed what you read here, create your account today and start earning FREE STEEM!
Sort Order:  trending

Utilizó la cabeza para vengarse, no cabe duda. Es que me he pasado por tu blog, es muy interesante. Y aunque no tenga nada que ver con esto, en la entrada acerca de las hierbas de las brujas, me ha llamado la atención tanta actividad en Daimiel, debió de ser un pueblo brujo.

·

En los humedales deben crecer hierbas muy del gusto de las brujas. En el pueblo de mis ancestros hay una zona de vega llamada Malena (Magdalena), y un arroyo de la Morga.

·
·

Interesante... Lo anoto.
En Daimiel hay un camino que se llama Carril de las Brujas y va precisamente hacia una de las lagunas que rodean el Guadiana, hacia las Tablas. Lo mismo con el Camino de las Curanderas.

·

Sí, tiene fama, entre los demás pueblos manchegos que lo rodean, de pueblo de brujas. Mi primer trabajo, precisamente, consistió en eso, me contrató el Ayuntamiento para ver de dónde provenía esa fama. Lo que escribí sobre Ana López, la Larga, viene de esa investigación. Mi trabajo soñado, entre documentos de la Inquisición, libros de historia, mágia...; pero fue muy breve, 6 mesecillos. Lo bueno es que se publicó un libro que me hizo, oficialmente, escritor, jeje. En fin... que hasta que he descubierto Steemit no he vuelto a cobrar por investigar y escribir, jeje. Aunque es un decir, todavía no sé cómo se "saca" del monedero.

Mi intención es ir dejando aquí, poco a poco, las historias de las brujas y hechiceras daimieleñas. O los hechizos que tengo recogidos de los documentos de hace siglos. Pero me lío con cualquier curiosidad que me llama la atención. Ahora mismo ya tengo a medias un artículo sobre un rey republicano y otro sobre un caballero ciego que luchó, a caballo, con su armadura y su espadón, en la batalla de Crécy, del que supe, precisamente al escribir sobre esa granizada mortal.
Ese soy yo:
De natural curioso+necesidad investigarlo+deseo de compartirlo=@iaberius, servidor

·
·

jajaja qué cosas sabes, un rey republicano.

Al final ambos guerreros mordieron el polvo. Si que debieron estar afilados los dientes del picto. Buena historia.

·

En cierto modo hubo karma, uno con su muerte heróica y el traidor con su muerte... menos heróica, sobre todo para un vikingo.

Hi! I am a robot. I just upvoted you! I found similar content that readers might be interested in:
http://naturaletra.es/senderosocultos/venganza-postuma-de-guerrero-escoces/

·

Te estás vengando por lo que estuve hablando con juancar347 ¬_¬