El Beso de la Calavera - Capítulo IV: En la Bruma

in spanish •  2 years ago 

¡Muy buen día y noche a todos! Aquí les traigo el IV capítulo del «Beso de la Calavera» a las personas que lo siguen, y para los que por alguna razón se han detenido por aquí y gustan de las historias de horror, los invito a que lean los anteriores capítulos. ;) Gracias por el apoyo que ha recibido este cuento, en especial a @elteamgordo y a @ocd 

Avanzando a través de este bosque de esqueletos y extraños gusanos, los cazadores observan diferentes clases de armaduras, trajes y escudos de épocas remotas. Parecía que el tiempo y el espacio se perdían en las entrañas de esta pesadilla indescriptible, y que estuvieran caminando en los intestinos de algún ser cuya misión era digerir la descomposición de todos los guerreros del mundo... de algún ser, que se encontraba más allá de la muerte.

─Llevamos todo el día caminando y solo hemos tomado agua. Ya es hora de cenar. Tengo hambre ─dice Luke pensando en voz alta.

«Luke es un hombre pelirrojo, cuarenta y tres años, metro noventa de altura, y ojos verdes de mirada profunda, a los que muy pocas presas escapan.

Cuando Alphonse llamó para contratar a Luke, éste creyó que se trataba de una broma:

─¡Cinco millones de dólares! ¡Estás de broma!... ¡Nadie paga eso! ─Pero cuando escuchó que en esos momentos estaba consignada la suma de quinientos mil para los gastos... Revisó su cuenta por internet... Salió corriendo a comprarse el reloj que desde hace tiempo anhelaba; alistó todo su equipo, y compró los pasajes para reunirse con Alphonse en Alemania».

Impresionado con las antiguas armaduras, Luke quiere detallar un esqueleto que posee un escudo con extraños jeroglíficos que no logra reconocer, su curiosidad lo tienta a tocarlo, pero antes de llegar, coloca sus pies en una sustancia resbalosa y húmeda de la cual se desprende un fétido aroma que lo hace retroceder. La sustancia es una capa para resguardar un nido infestado de enormes gusanos: algunos negros, otros rojos; estas criaturas peludas y babosas hacen que las vísceras del cazador se retuerzan; se lleva las manos a la boca para detener la salida del inminente fluido, pero repentinamente Alphonse le propina una fuerte palmada en la espalda que lo empuja a regurgitar:

─Tranquilo Luke, mírelos bien: ¡Esa es su cena! jajajajajajajajajjajajaja

─Es la primera vez que se me quita el hambre de repente ─le dice Luke a Karl, terminando de limpiarse la boca.

─A mi tambien se me quitó de verte vomitar ─contesta Karl al mareado Luke.

«Karl es el más joven de los cazadores, tiene veinticinco años, está aquí para demostrarle a su padre que no solo es una cara bonita. Karl cree que con el dinero que ganará podrá realizar su sueño de ser pintor. Su padre es un famoso empresario que nunca lo apoyó con esta idea, así que Karl se separó de su familia, pero no encontró otra alternativa para conseguir dinero que dedicarse al modelaje y la cacería, dos trabajos que odia».

Al salir del bosque de esqueletos los cazadores encuentran un pequeño arroyuelo que fácilmente Alphonse cruza de un salto, y dice a los hombres que no se detengan, pero éstos se quedan allí para recoger agua. Cuando deciden retomar el camino, Karl se queda ensimismado mirando unos extraños brillos en el fondo del arroyuelo, se agacha cautelosamente, ve que poco a poco una singular forma va surgiendo, los brillos se convierten en ojos, y una enorme garra negra da su mortal zarpazo sobre la dorada cabeza de Karl, al tiempo que lo sumerge en el agua. 

Avanzando lentamente entre los árboles, sin darse cuenta que han perdido un compañero, se adentran en una bruma que paso a paso se vuelve más espesa, y borra la visibilidad entre los hombres:

─¡No se separen! ─grita Alphonse.

─Hey Luke, dónde quedó Karl ─pregunta Wapi.

─¡Se lo comieron los gusanos! ─contesta Carter y todos ríen al unísono.

Luke se adentra en la niebla, tiene unos nervios de acero, ha sido navegante de muchos mares y se ha enfrentado a criaturas temerosas, sin embargo este sitio es demasiado espantoso, aún el aire que se respira tiene algo extraño en su esencia: pareciera que estuviera plagado de diminutas semillas de miedo.

Luke cree ver la silueta de Karl desapareciendo en la bruma.

─Hey, Karl... espere, por ahí no es ─dice intranquilo Luke para guiar a su compañero.

─¡Muévanse! ─grita Alphonse, escuchándose a lo lejos.

La densa niebla no deja que Luke pueda ver más allá de su nariz, siente el sonido de una fuerte respiración detrás de su espalda, desenfunda su espada mirando a su alrededor y cree ver nuevamente que Karl desaparece entre la niebla.

Luke nunca había sentido miedo, pero en estos momentos está sudando frío y con ganas de gritar a sus compañeros que lo esperaran; respira profundo para llamar valor y caminar casi a ciegas por la bruma. Nunca ha dejado un compañero atrás, pero esa extraña densidad en el aire lo corroe hasta la médula, siente que el miedo lo envuelve a través de esa niebla como una toxina que entra y corroe sus poros. No puede esperar más y continúa su camino, finalmente llega a un claro donde ve una fogata, y a sus compañeros calentando las provisiones.

─Qué expedición. Jamás pensé encontrar un sitio así. ¡Qué tenemos para comer corsarios! ─grita Luke, sintiendo que su corazón poco a poco se va tranquilizando con la visión de sus compañeros.

Uno de sus compañeros le alcanza un plato lleno de gusanos y Luke lo bota a la fogata con ira.

─¡Ya está bueno de bromas! ¡Me voy a dormir!

Sus compañeros se paran de la fogata y se acercan a él, entonces Luke ve que realmente son esqueletos encapuchados, y que Alphonse en realidad es un grifo aterrador: antes de que Ralph pueda gritar, le desgarra las entrañas de un manotazo.

Licencia Creative Commons
El Beso de la Calavera


Authors get paid when people like you upvote their post.
If you enjoyed what you read here, create your account today and start earning FREE STEEM!
Sort Order:  

Pobre Karl él solo quería ser pintor :'(
Y ahora no podrá cumplir su sueño!! D':

·

Gracias por leerlo @catherinegairard Lindo día :)

Me voy enseguida a checar los capítulos anteriores, que buena mezcla entre diferentes ambientes, mientras leía no estaba seguro si se trataba de una odisea medieval o una historia de corsarios, o mercenarios del este siglo, simplemente me engancho :)

·

Me alegra mucho tu comentario :) Muchas gracias de verdad lo aprecio mucho :) Y yo me voy corriendo a ver tu perfil. Feliz noche :)

Creo que tambien voy a buscar los capítulos anteriores esta noche, para leerlos desde mi cama...

·

Gracias por tu comentario. Abrazos :)

:O :O :O