Cuentos Alfabéticos #2 - Letra B - La Bellota MágicasteemCreated with Sketch.

in spanish •  2 years ago  (edited)

¡Hola a todos!

Con mucha alegría y cariño les traigo la segunda entrega de Historias Alfabéticas. Sé que la semana pasada no he publicado y lo siento mucho, no ha sido precisamente la mejor semana que he tenido… Pero ya estoy mucho mejor, y muy motivada para seguir compartiendo con ustedes mis proyectos artísticos y no dejar que la negatividad me absorba una vez más.

Al ser la segunda entrega, hoy nos toca la letra B, y como estamos en la serie de caligrafía gótica, nos toca género de fantasía. Sin más preámbulos aquí les traigo:

Un resquicio de sol se colaba través de los barrotes que sellaban la ventana. No era suficiente para calentar la celda, sí para recordarle la libertad que había perdido.

Basilio se hallaba sentado sobre un ruido tapete que apenas lo protegía de la humedad del suelo de piedra. Magullado y agotado por las torturas recibidas, apoyaba la cabeza en la pared del calabozo en el que los militares, por orden del dictador, lo habían confirmado hasta nuevo aviso.

Querían que rebelarse los nombres y los lugares. Los cómplices del complot antinacionalista, sus escondites y sus planes. Él no sabía nada.

Basilio no tenía ni idea del lío en el que se había metido cuando se escabulló en aquella fiesta el día antes del comienzo de los exámenes de la Academia de Arte en la que impartía clases. No tenía idea de la presencia de rebeldes escondidos planeando una emboscada contra el dictador el día del desfile de celebración de su llegada al poder. Él no tenía nada que ver en eso.

Basilio solo estaba buscando a una extraña mujer que había tenido la absurda idea de robarle la bufanda. Era lo más raro que le había ocurrido en su vida y le había resultado bastante exasperante. Él no era una persona a la que le gustase mucho los cambios. Le gustaba que sus días transcurriesen con total normalidad, al menos la normalidad que se podía esperar dentro de sus extrañas experiencias.

Y este día en específico no había sido particularmente bueno. Se había despertado cansado, se había vestido mecánicamente y tomado el café con leche de almendras que su madre le había preparado sin saborearlo. Salió a la calle pensando en todo y nada a la vez, sin darse cuenta que el cartero llegaba en su bicicleta justo enfrente de él y casi lo atropella.

– mira por dónde caminas,¡Cabrón!

Después de eso sus alumnos fueron irritando lo cada vez más con las malísimas obras que habían preparado para su curso. La interpretación de una alumna de Baco y las bacantes, especialmente malísima, le llevo a perder los papeles y para resumir la pobre chica salió del aula llorando.

No se sintió nada bien, pero alguien tenía que decirle la verdad si quería mejorar.

Y para rematar, al salir de la Academia al final de su jornada, llega esta mujer a robarle la cosa más absurda: su bufanda.

Era una hermosa mujer, exuberantemente blanca y rizos dorados que brillaban como el sol. Quiso preguntarle su nombre, corriendo con una sonrisa en los labios. Se había metido a una vieja casa en la que se celebraba una fiesta y el, por seguir la, termino siendo el inocente que tiene el infortunio de encontrarse en el sitio equivocado en el momento equivocado.

Pero es que no era la primera vez que la veía. Aquella mujer apareció en sus sueños desde que era un niño, y parecía crecer con él.

Cuando niño, ella aparecía como una niña, y ahora que él era un hombre, ella parecía como una mujer.

No sabía cuál era su nombre, me ha metido en este lío por averiguarlo. A él le gustaba llamar la blanca, color de su piel.

Blanca sol y aparecer en momentos importantes, o tenía problemas y lo ayudaba y consolaba.

Basilio era un ser solitario. Nadie sabía de esto, amigos y su única familia era su madre. No sabía quién era su padre. Pensó preocupado en el pánico que embargaría a su pobre madre en cuanto supiese que había sido capturado por los esbirros del dictador. Todos sabían que los que sufrían ese destino no regresaban jamás.

Las celdas se abrió de golpe y un soldado con cara de pocos amigos, con el suelo un tazón lleno de algo que llamaban comida, y se apresuró a cerrar la puerta detrás de sí.

Desconfiaba de Basilio y con justa razón.

Aunque esa era la primera vez que Basilio veía a Blanca fuera de sus sueños, ella no lo había abandonado. Hacía tres noches que estaba recluido en la celda, castigos cada vez más atroces, la noche en sus sueños aparecía blanca, con su sonrisa y sus rizos, echaba la cara y le hacía comer lo que parecía una bellota blanca.

Basilio se la comía de mala gana. Tenía un sabor extraño, ácido, como un medicamento muy fuerte.

Al despertar, solo tenía aún aquel extraño sabor en la boca, sino que además para su sorpresa, todos los golpes y magulladuras habían desaparecido. Esto dejaba perplejos y asustados a los militares, que habían planeado acabar con él de una vez.

De pronto algo insólito ocurrió. Al levantar la vista, control cara a cara con blanca, su bienhechora.

Se veía tan real, ama seguro de que no estaba soñando. Estaba sentada, con un traje brillante, sonriente, con una bellota blanca en la mano.

Super plerplejidad se hizo máxima cuando, por primera vez, y con una voz cristalina, Blanca le habló.

– No vayas a la fiesta de mañana. Es una trampa, y es real. No persigas a nada ni a nadie. Te traicionarán. Y entonces te matarán y no podré ayudarte. – Su rostro se ensombreció. – solo en tus sueños puedo ayudarte.

– pero este no es un sueño, ¡Esto es real! ¿Cómo te llamas? ¿De dónde vienes? Dímelo, por favor.

Blanca se acercó a él y le sonrió como siempre, lo acaricio como siempre, y como siempre le ofreció la extraña bellota blanca.

– No vayas a la fiesta.
– No me comeré eso hasta que respondas mis preguntas.

Su semblante se entristeció tanto que parecía a punto de llorar.

– No puedo, ¡Rompería las reglas! Más de las que ya he roto durante todos estos ciclos. Pero puedes saber que soy real, aunque me veas en sueños, vengo de las estrellas. Cuando el día empiece, no persigas a nada ni a nadie, no vayas a esa fiesta, pues solo en sueños puedo ayudarte.

Me ofreció la bellota blanca y Basilio se la comió confundido.

El sabor ácido y amargo del extraño medicamento que parecía contener la bellota lo despertó en su cama, sobresaltado y empapado en sudor.

No había dudas. Cómo por arte de magia, el horrible tapete y el suelo húmedo habían sido reemplazados por su cama y su habitación. Todo estaba idéntico a como él lo había dejado: La lámpara de sal sobre la antigua mesilla de noche, la mesa de dibujo llena de bocetos de retratos de blanca y otros extraños paisajes del espacio exterior y otros mundos que aparecían en sus sueños, los lápices desperdigados y encima de aquella cantera artística la ventana con las cortinas verde menta y flores vintage, nada masculinos de su madre. No había ni rastro de barrotes.

Sobre la cómoda yacían los restos de la ensalada de tofu y brócoli que había comido la noche anterior. Desde pequeño se negó a comer carne, en parte porque blanca le había dicho que comer animal era malo.

Todo estaba en orden. Temblando, se levantó de la cama. Se vistió, pensando en el extraño sueño que había tenido, uno de los más extraños y reales de toda su vida.

“Soy real…”

Bajo las crujientes escaleras de madera y lo recibió su madre con su café con leche de almendras como todos los días.

Al salir de su casa hacia la academia de dibujo en la que impartía clases, el cartero en su bicicleta casi lo atropella.

– Mira por dónde caminas, ¡Cabrón! – le espetó, exactamente como lo hizo el primer día.

Y dio a sus alumnos y los dibujos que habían hecho. Vio la mala interpretación de Baco y las Bacantes, la misma que la del día anterior. Aquello le llamó profundamente la atención.

Esta vez, Basilio se guardó de herir los sentimientos de su alumna. Comprendió que, sea lo que sea que Blanca hubiese hecho, le estaba dando una oportunidad de hacer las cosas mejor.

Al salir de la academia, echó a andar de regreso a casa, quitando las mismas calles de siempre.

De repente, una mujer y le rozo el brazo. Iba vestida de negro. Sus ojos verdes le miraron pícaramente mientras le cogía la bufanda de lana que tenía en las manos. Se la había quitado durante el camino.

Por un momento, Basilio se quedó atónito.

¿Por qué le robaría una mujer su bufanda?

La pelirroja echó a correr, y la bufanda creaba ondas en el aire.

Basilio empezó a seguirla, entrando en callejuelas torcidas donde nunca había estado.

Fue entonces que la mujer entro en una casa vieja llena de luces, con gente riendo y bebiendo.

Se paró en seco.

“No persigas a nadie…”

Todo estaba sucediendo de nuevo para que él pudiera elegir. Y de nuevo estaba cayendo él en la trampa como un idiota.

“Ya he roto muchas reglas…”

No sabía de donde venía Blanca, eso de “las estrellas” era muy vago. Pero si ella se había puesto en peligro para advertirle, no iba a arruinarlo.

Sin pensarlo más, dio media vuelta y se fue, casi corriendo, de regreso a su casa. Según el sueño, no pasaría mucho tiempo antes de que los esbirros del dictador llegasen.

Pero, ¿Era casualidad la aparición de la pelirroja?

¿Por que debía él estar en esa fiesta y porque Blanca se había arriesgado tanto para salvarlo?

FIN

Authors get paid when people like you upvote their post.
If you enjoyed what you read here, create your account today and start earning FREE STEEM!
Sort Order:  

Eres una brillante escritora Cath, y me encantan tus historias. Tienes un gran futuro aquí ^^

Gracias @arturomdg!
Que bueno que te gusten mis historias, aqui estoy para compartirlas con todo el que quiera leer :)

Hola Catherin. Este post ha sido propuesto para que lo vote Cervantes. Por cualquier consulta que te surja sobre el Proyecto Cervantes, eres bienvenida a participar en nuestro chat. Buen jueves!

Oh gracias @sancho.panza!!

Great post! I really like your words! Continues to write, you have a lot of talent

@catherinegairard Me gustó tu historia. Voto y Resteem :) Ojalá te mejores ;) Muchas veces a mí también me absorbe la negatividad, al leer esto en tu encabezado pensé: ya somos dos... ¿será que es un mal de escritor? :) Qué tengas buen día

Mas que un mal de escritor, un mal de la humanidad. Nuestro cerebro esta programado para buscar "lo que esta mal", como un modo de supervivencia que tal vez funcionaba hace millones de años pero hoy nos esta atrasando la evolución. Es una naturaleza reactiva contra la que tenemos que luchar y creo que el arte es un gran aliado para eso. Avisame cuando hayas escrito algo, me interesa leerte tambien!

Un Caluroso Saludo :) Lo de la relación escritura - negatividad era una broma, por eso el emoji. Yo escribo porque es el mejor arte que he encontrado para trabajar con el caos de mi inconsciente, pero nada tiene que ver con la negatividad que a ratos me embarga, aunque como efecto colateral tenga que me distraiga de mis problemas. Respecto a la negatividad que nos invade a todos como humanos, tal vez tengas un poco de razón, habría que analizarlo más concienzudamente ejeje yo pienso que nuestro atraso evolutivo se debe más a la «resistencia al cambio» y pues tal vez esto sí hace que muchas cosas a nuestro alrededor las veamos de forma negativa... en fin, está como bueno el tema para que escribamos un post: ¿Quién escribe primero, y la otra le contesta? ;) ajajajaja Ya he subido dos post pero no de literatura... más tarde o mañana subo un microrelato de ficción y esta semana subiré otros capítulos del «Beso de la Calavera». Seguimos en contacto <3

Ah vale! si, es un tema muy interesante. Y estoy de acuerdo, la resistencia al cambio y querer quedarse en la zona de comfort son unas de las razones por las cuales no avanzamos, pero no es la unica. Estaré atenta a tu siguiente post!!

¿Cómo va tu día? Ahora te estoy respondiendo de una app que me bajé de playgoogle para no demorarme tanto en responder a los comentarios 😉 En la noche subiré un post (microrrelato... aunque no salió tan micro 😌) donde tuve muy en cuenta esta conversación, espero lo disfrutes... Ahora más rato reviso por si tienes nuevos post, también estoy pendiente de lo que escribes. Un abracito, buena tarde 💖

Genial! si! quiero leerte también! Seguro que será una historia super interesante :D

good post, good luck always friends.

Congratulations @catherinegairard! You have completed some achievement on Steemit and have been rewarded with new badge(s) :

Award for the number of upvotes

Click on any badge to view your own Board of Honor on SteemitBoard.
For more information about SteemitBoard, click here

If you no longer want to receive notifications, reply to this comment with the word STOP

By upvoting this notification, you can help all Steemit users. Learn how here!