El Bosque de los Sueños [Parte 1/2] 🌙🌳

in spanish •  3 months ago 


Fuente

Capítulo 1

La guerra había devastado aquella pequeña nación, inocente de todo el egoísmo y la ambición que dieron inicio a varios años trágicos para la humanidad. Hacia pocos meses que se había dado el último disparo y ahora ese país trataba de surgir como muchos otros.

Las personas en la calle se veían desesperadas, cientos de niños sin padres y poca comida. Eran tiempos difíciles para todos.

Isla y Tim eran dos pequeños sin hogar viviendo en aquel orfanato casi olvidado. El papá de Tim fue uno de los tantos soldados caídos en combate y los padres de Isla la habían enviado lejos de Alemania cuando las cosas se empezaron a salir de control.

Ella lo conoció cuando la señora Figgings les castigó por pelear con Armie en el patio. El niño, un par de años mayor y más alto, estaba molestandola e intentando quitarle su cadena de plata en forma de corazón, lo único de sus padres que le quedaba. Isla lo había empujado y el pelirrojo, ante tal acción, trató de golpearla, pero dicho golpe nunca llegó pues Tim había intervedido; de un momento a otro ambos pequeños de nueve años estaban enfrentándose al más grande y lo tenían en el piso.

Pasaron esa tarde lavando todos los platos del almuerzo, y en la noche no paraban de hablar sobre las historias que los habían llevado hasta allí. Se convirtieron en los mejores amigos.

—Siempre nos castigan por tus ideas locas, Isla —Se quejaba el pequeño castaño después de haber tenido que lavar los baños por el último invento de su inquieta amiga.

— ¿Acaso no te pareció divertido? —Levantando una ceja y algo molesta por la actitud de Tim, la niña lo observaba—. Pensé que te gustaría liberar al Señor Chang.

—Sí, pero... —Para Tim había sido divertido y se sentía un héroe al haber dejado en libertad a ese pobre pájaro, pero al mismo tiempo no dejaba de molestarle el que Isla actuara de una manera tan imprudente.

—¿Ves? Estuvo bien lo que hicimos—Sonrió triunfante la jovencita, sin embargo solo pasaron unos segundos antes de que su expresión pareciera algo nostálgica—. Oye, Tim... ¿A veces no te gustaría poder volar lejos?

El mencionado la miró extrañado, pudo notar entonces que su amiga se veía pensativa de una manera diferente. No como cuando planeaba una de sus locuras habituales, esto era algo más profundo que solamente había visto en ella unas pocas veces; cuando le decía que extrañaba a sus padres, por ejemplo.

Cuando estaba a punto de preguntar la razón de su duda, ella se adelantó hablando.

—Algunas veces quisiera estar en un lugar muy lejano en donde todo sea divertido.

El pequeño Tim pensó si debía preguntar a su amiga si todo estaba bien, sin embargo prefirió terminar de lavar el piso del baño porque ya eran pasadas las once de la noche y empezaba a tener mucho sueño.

De un momento a otro habían terminado, casi a las doce de la noche.

Iban caminando en silencio por el solitario pasillo, ya todos los otros niños estaban en cama durmiendo y la señorta Figgings les dijo que debían apresurarse porque era tarde. Había algo incómodo en el ambiente con la niña, o así lo percibió el castaño, e iba pensando en decirle su preocupación a Isla cuando ella lo interceptó al llegar a su respectivo cuarto.

—¿Puedo dormir en tu cama hoy? —Dijo con seriedad

—Sí... —El niño asintió, más extrañado y preocupado ahora.

Sin embargo, no dijo nada más y ambos se arreglaron en la pequeña cama de metal. Listos para terminar ese día y caer ante los brazos de morfeo.

—Deseo que despertemos en un lugar mejor que este —Y eso fue lo último que escuchó decir a Isla antes de cerrar sus ojos esa noche.

Una sensación extraña les invadió mientras dormían, era algo que hacía sentir sus cuerpos aplastados y pesados al mismo tiempo, pero también sentían que podían flotar. Una luz muy brillante apareció de repente entre la oscuridad confusa que los abordaba, empezaron a despertar lentamente y lo que les rodeaba no era la vieja habitación del orfanato.

Cuando abrieron bien sus ojos, no podían creer lo que estaban viendo. ¿Era un sueño?¿Se habían vuelto locos?

Ante ellos, de una forma mágica e increíble, se hallaba un bosque de árboles gigantes por donde justamente iba pasando una ballena que flotaba sobre sus cabezas.

Se miraron entre sí, asustados e intrigados a la vez, y tomados de la mano decidieron aventurarse en aquel sitio tan extraño.

Sin_t_tulo_3.png

Muchísimas gracias por leer nuestra historia hasta el final, nos alegra mucho volver a compartir un escrito con ustedes y esperamos lo hayan disfrutado. Nos encantaría saber qué te pareció la historia y qué te hizo sentir, así que déjanos un comentario.

Desde este lado del mundo, se despide con cariño @cafeconleche.

Authors get paid when people like you upvote their post.
If you enjoyed what you read here, create your account today and start earning FREE STEEM!
Sort Order:  

Este post ha sido votado por @acropolis en su temática literatura en colaboración con el proyecto @templo.

videotogif_2019.02.15_20.29.34.gif