Vistazo de mi novela corta: La suerte de Flech

in spanish •  18 days ago

smoking-918884_1280.jpg

Advertencia, este borrador tiene errores. Es la versión original de un escrito, publicado con los errores por motivos que quedan claro al final. No son un error mío de corrección (si acaso, lo es de redacción de borradores).

La suerte de Flech

Capítulo I

La granja de líquidos estaba funcionando con relativa eficiencia. Las bombas y palancas mantenían los viscosos fluidos a ritmo constante, encargándose en depositarlos herméticamente en tanques de vacío que han sido diseñados para tal fin.

Es por ello que cuando Flech se enteró de que una de las bombas estaba fallando, supo al instante que aquél era el inicio de su mala suerte.

Caminando por la hacienda, mira el terreno ya baldío y poco vegetado por el que se hayan distribuidos enormes taladros y muy costosas bombas; si fueran tan duraderas como la expresión de asombro de Flech al comprarlas a un precio tan elevado, posiblmente durarían mucho rato más.

“Veamos que se ha dañado esta vez…”

Por una vez le habían avisado a su hermano antes que a él; el hombre estaba muy ocupado en sus asuntos como para encargarse del problema, porque, claro, todo lo difícil, trabajoso, y grasoso, debía tocarle a Flech.

—Voy a ver —murmura entre dientes mientras se rasca su larga barba negra y enrulada—, que coño que ha salido mal esta vez.

Porque claro está, siempre tiene que haber algo mál con él. No por nada su vida es una calumnia andante, un mal chiste que pierde la gracia a tal punto que se mata a quien lo repite. Lastima que no hay nadie más que Flech para hacer aquello; eso, o ninguno de los demás es tan estúpido como para llevar en la vida la lotería que le ha llegado a él.

—¿Y dónde está el problema? —le pregunta a su obrero al llegar a la enorme torre de metal que con cuatro patas y una enorme succionadora jala con un péndulo en la parte superior cualquier líquido que pudiera estar en la superficie.

—Es una de más adelante —le contesta el hombre, quien con la frente sudada y manchada masca chicle sin ganas.

Antes de siquiera dirigirse a donde se le señala, una gran explosión detona en aquél lugar, derramando toda clase de fluidos verdosos y rojizos que salen disparados al aire con la fuerza de aquello que por naturaleza repele al sol hasta el punto de preferir estar a kilómetros en el subsuelo.

Pocos lugares se ensuciaron con aquellos líquidos en la periferia. Ningún trabajador queda empapado con vicodio y flagario. Son unos afortunados, a diferencia de Flech, a quien a pesar de la distancia se le derramó encima cada gota de aquella costosa porquería.

Recostado en el suelo, pinchado por la fuerza de la mucosa que le recubre el cuerpo, la salida del sol hace a su cuerpo arder mientras intenta sin mucho esfuerzo levantarse del suelo al que se ha pegado.

—¡Por favor, ayúdenme antes de que me haga efecto en la pie…!

El cuerpo de Flech tuvo la suerte de no haberse vuelto en un gel viscoso imposible de separar. En cambio, su camisa, se incinera junto con su brazo como si no tuviera más que hacer.

Separador de escritor dos, con pluma y rojo..png

Link de las imágenes:
Imagen sacada de pixabay
El blog que les estoy recomendando
Separadores de steemit

Corregir es una de las cosas más difíciles al momento de escribir. Y no, no solo es corregir errores ortográficos o cuestiones de estilo. Hay fallas de trama, coherencia, personajes con mal desarrollo, errores de tema… vamos, hay una lista larga de cuestiones a tomar en cuenta en la corrección, y que en lo personal, me desmoralizan un poco.

Este es el primer capítulo (o prologo, aún no lo decido) de una obra que he terminado el año pasado, y que estoy corrigiendo. Es una historia muy corta, que creo que ni cuenta como ni novelete, y que se centra en un hombre con muy mala suerte que se une con un policía para descubrir porque su hermano tiene una fortuna tan grande que raya en lo ilícito.

Y sí, está llena de errores. Algunos son ortográficos, y de seguro ya os habéis dado cuenta de algunos de estos en este extracto del libro. Los he mostrado para que vean que tan imperfecto es un borrador, y por lo general, mis cuentos, antes de ser meticulosamente corregidos por mi postproducción; ergo, yo con café en la mano.

La razón de esto.

Si algo me gusta del blog de Brandon Sanderson es que es honesto, tanto consigo mismo, como con el lector. Si ves muchos de sus apartados critica sus obras, revela datos al respecto, y habla sobre la creación de la misma con una franqueza que simplemente envidio. Oírlo hablar sobre lo difícil que le fue una escena, lo mucho que le tomó llegar a la versión final, los detalles ocultos que no llega a mencionar en la obra, las cosas que desechó y los errores que cometió, es una experiencia casi reivindicadora.

Todo lo anterior me fascina. Me hace sentir mejor saber que incluso alguien como él puede tener ideas que nunca llegan a funcionar, obras que no terminó, o cuestiones que cuando las incorporó años después dijo:

“La asistente de la criada era una espía, el tío era un asesino, fulano era de Miranda y no de Barcelona, y el padre en realidad era un rebelde. Había tantos giros ridículos que me mareo de solo recordar tamaña exageración literaria.”

Bueno, no fue así, pero creo que se capta el estilo de lo que quiero decir. Su honestidad inspira al mostrar que a veces no todo es un paraíso de creatividad, y que incluso él ha sufrido con borradores, u odiado algo que ha escrito. Este espíritu lo muestra con los analisis y el detrás de escena de sus obras, así como con la muestra de extractos de sus originales, a veces tan desastrosos que causan gracia sin quererlo.

En comparación, este borrador es obra de Miguel Ángel, el de las tortugas ninjas.

Por mi parte, yo llevo semanas frustrado con la corrección de este libro. Simplemente, es como un bloqueo total de lo más extraño. A medida que avanzo es como si mi mente tejiera mil tramas mejor que esta, y quisiera aplicarlas todas, pero sin obtener ningún resultado real, y frustra bastante como algunas de esas ideas llevan a lagos de insatisfacción en los que nada realmente avanza.

Si alguien me tiene un consejo al respecto, que me lo diga. Ayer tuve al menos una idea que no es tan descompensada con respecto a la obra en sí, por lo que puede que la use para llevarla a la versión final. A pesar de ello, aún dudo de si conseguiré llevar a esta historia a buen puerto (en especial porque steem monsters me roba también mucho tiempo), pero haré todo lo posible para conseguirlo.

Ojalá disfruten de este capítulo, pues muy probablemente no quede en el borrador del libro. Acepto cualquier recomendación, y espero que pasen una buena tarde. Mientras, yo me prepararé mental y físicamente para una labor que deja triste las diez tareas de Hercules.

Sí, sí, enfrentarse a un toro y pelear contra Cerbero es difícil, pero escribir una novela de fantasía puede ser aún más doloroso. Os lo aseguro, en especial porque yo no soy un semidios inmortal con todo el tiempo del mundo.

Más historias cortas que leer antes del fin de año:Tipo
Píntame angelitos negrosCuento
El perdón te manda al infiernoCuento
GarimpeiroCuento

Mis últimas publicaciones:Tipo
Sueño no oníricoCuento
Cinco libros que leer antes del fin de añoPost
GarimpeiroCuento

image.gif


Posted from my blog with SteemPress : http://arteaga-juan.repollo.org/2019/01/04/vistazo-de-mi-novela-corta-la-suerte-de-flech/

Authors get paid when people like you upvote their post.
If you enjoyed what you read here, create your account today and start earning FREE STEEM!
Sort Order:  

Congratulations @arteaga-juan! You have completed the following achievement on the Steem blockchain and have been rewarded with new badge(s) :

You made more than 700 upvotes. Your next target is to reach 800 upvotes.

Click here to view your Board
If you no longer want to receive notifications, reply to this comment with the word STOP

You can upvote this notification to help all Steemit users. Learn why here!