La niña y el duende molesto - Relato Corto

in sndbox •  19 days ago

Todo el mundo tiene secretos, la chica que se acuesta con el novio de su mejor amiga, ó el empleado que le roba a su jefe, incluso los niños, el que rompe la taza y esconde los pedazos para que su mama no lo descubra y regañe. Absolutamente todos tenemos secretos, claro, seguro escuchando esto piensas que el mio es que asesine a alguien hace un par de días, pero no, es algo mucho más delicado que eso ¿Quieres saberlo?, no se si deberia decirtelo, porque quizás no me creerías.

Bueno no insistas tanto… te lo contaré.

Conocí un duende, más bien… Fui dueña de un duende.

Vez, veo en tu rostros que crees que estoy loca, pero es en serio, yo tampoco creía en ellos hasta que me paso; ya, en serio, tienes que creerme. Te preguntaras seguro porque te cuento esto si ni siquiera nos conocemos. Es que bueno… recientemente mi duende falleció, nunca se lo conté a nadie, sobre él digo, y quería hacerle honor a todos los años de amistad que tuvimos, pensaba hacerle un pequeño altar en casa, pero qué mejor que hacerle honor que sacarlo de la oscuridad y el secreto en el que lo tenía. Quizás ya no importe en absolutamente nada, ya que obviamente está muerto, pero me importa a mi.

¿Que? ¿Que debería ver a un psicólogo? Pues ya voy a uno. Desde que tengo uso de razón voy a uno,no, no porque esté loca, o bueno quizas si, pero en realidad ese no el tema en estos momentos. En estos momentos el tema es mi duende. Siéntate y prepara la taza de café, que vamos a empezar.


Yo tendría unos 8 años, mi casa siempre fue algo disfuncional. Mis padres no vivían juntos, pero tampoco estaban divorciados, seguiamos siendo una familia de viernes a domingo, que era cuando todos íbamos a la casa de campo de mi abuela, mi abuela falleció antes de que yo naciera y le había dejado todo a mi madre, pero si tienes razon, no me dispersare.

Quizás deba ambientarte un poco en cómo era la vida familiar y en porque decidí salir ese día precisamente cuando nunca lo había hecho. Ya te comente que mis padres tenían una extraña relacion, no lo entendi si no muchos años después, bueno en realidad aún no lo entiendo y el psicologo solo me dice que esa es su manera de amarse. De cualquier forma como todos los fines de semana, habíamos ido a la casa de mi abuela, literalmente es la típica casa de asesinatos de las películas donde seguramente encontraras una serie de cadáveres en el sótano, ya que se encontraba muy alejada en el bosque, sin nada de civilización alrededor.

Era sábado como 3 de la tarde, habíamos terminado la comida cuando mis papas se pusieron a discutir por la absurda razón de quien le tocaba lavar los platos.

Si, lo sé, la locura quizás es de familia, pero te juro que mi duende si era real.

Bueno la discusión aumentó en grado de intensidad hasta que mamá echó a papa. No se a donde pretendía que se fuera mi papá a esa hora, si la dueña del auto era mi mamá y no había ningún tipo de edificios o lo que sea alrededor de nosotros, pero eso no le importo a mi madre. Mi papá se fue al sótano, si, al sótano donde seguro habían millones de cadáveres, nunca lo comprobé.

Yo me fui llorando a mi habitación, no me gustan los gritos ¿Sabes? y ese día había habido muchos. Me senté en la cornisa de la ventana de la que era mi habitación a mirar el prado que había detrás de la casa, parecía ser el único lugar libre de árboles en lo que rodeaba la cabaña y estaba extrañamente iluminado y lleno de flores; parecía como el prado en el que Edward y Bella tenían sus momentos románticos. ¿Que? ¿Me vas a decir que nunca viste Crepúsculo? Si, la película de vampiros que les brillaban la piel y hombre lobos que se enamoraban de bebés. SI ESA MISMA. que bueno que estamos en la misma página, ya supongo entonces te podras imaginar como era el prado.

De repente sentí como una voz decía mi nombre, no se si era una creación de mi mente para que me decidiera a ir al prado, ¿porque pones esa cara? ya entiendo, si se como suena, pero te estoy contando toda la verdad, lo menos que puedes hacer es darme el beneficio de la duda. El punto es que me escabullí por aquella ventana a ese prado iluminado. Todo era muy lindo la verdad. Habian muchisimas flores, y como yo era chiquita, bueno lo se aún soy pequeña de altura, pero más pequeña, algunas flores sobrepasaba mi altura, era muy divertido, todo olia riquisimo.

Pensé en regalarle unas flores a mi mama, haciendole creer que era de papa y así se reconciliaban, era una buena idea. Así que empecé a recoger cada una de las flores que aparecían delante de mí, de repente escuche un pitido, parecía esos pitidos que hacen las teteras cuando el agua está lista, el pitido se convirtió en palabras de maldición, palabras que para una niña de 8 años no es lindo escuchar. Era algo como -Suéltame gigante maloliente, o verás como hago que cada uno de esos dientitos brillantes se caigan con un puñetazo super fuerte- Me sentí insultada y halagada a la vez ¿sabes?. Primero me dijo maloliente, yo no me considere, ni considero maloliente, me baño dos veces al dia y siempre me restriego bien todas mis partes; luego dijo que tenía unos dientes brillantes, eso me gusto tengo que admitirlo, iba al dentista cada mes, porque desde que se me empezaron a caer los dientes de leche algunos se tuercen y la odontologa los limpia y acomoda. Ay siempre me cayo bien esa odontologa.

El punto fue que asi conoci a mi duende, primero no sabia que era un duende, pensé que era alguna especie de animal que sabía hablar, yo no lo quería soltar y el me mordía y golpeaba la mano, aunque aquí entre nos, no era muy fuerte que digamos y me daba más cosquillas que otra cosa. Lo guarde en la bolsa que tenía para las flores mientras seguía diciendo malas palabras, yo lo mandaba a callar pero era como si me ignorara.

Entre corriendo a la cabaña y luego al cuarto, allí lo dejé sobre la cama. A penas salió de la bolsa empezó a brincar por todo el cuarto, era como una grillo, en realidad era igualito a un grillo, chiquito, verde y gritón. Así lo apode, grillin, me parecía tierno.

Uy veo que se te acabó el café, ten, toma el mio, igual no lo he tocado porque he estado hablando. No no te puedes ir todavía, ya estoy por terminar, ¿no quieres saber cómo acaba la historia? Si, eso pense.

Bueno el punto es que me hizo muchas maldades por muchos días, yo casi lo echo de la casa, él en realidad me decia que tenia que volver con su familia pero es que no quería dejarlo solo, si ya se que me dirás, que si tenía familia porque no lo dejaba ir, porque seguro diria cualquier cosa para que lo soltara y no! definitivamente no podía dejar a una criatura indefensa en el bosque. Se convirtió en mi mascota.

Mi mama y mi papá no estaban de acuerdo, pero a la larga aceptaron , le compramos una jaula para hamster y así vivió conmigo toda su vida hasta hace una semana que falleció, a veces me parecía escucharlo llorar en las noches , pero creo que eran ideas mías, yo le daba todo para que fuera feliz, así que tenía que ser feliz.

Uy mira la hora que es, hoy es el entierro y tengo que ir a arreglarme; fue asombroso conocer a alguien nuevo. Espero verte pronto por aquí, vengo cada dos días a tomarme el café de la mañana, así que ya sabes mi horario para que nos volvamos a encontrar, hasta pronto!.


Sources: 1 ;2;3

Authors get paid when people like you upvote their post.
If you enjoyed what you read here, create your account today and start earning FREE STEEM!
Sort Order:  

Qué locura, en verdad lamento mucho tu pérdida. de igual manera Muchas gracias por el café Espero poder visitarte la próxima semana

Posted using Partiko Android

·

Hahahahaha asi mismo. Nos vemos la semAna que viene

Que divertido este relato, me gustó mucho, saludos!

·

Muchas gracias por leer ❤❤. Saludos

La forma en la que se relata esto es muy llamativo. Excelente relato

·

Si, al escribirlo me sentía también muy rara jaja pero quedó justo como quería muchas gracias

Excelente relato, me imagine amarrada mientras hablabas de tu duende, incluso me sentí ansiosa pensando que ahora me tocaría ocupar su lugar. Saludos

·

Produce diferentes sentimientos, a algunos les da risa otros les causa miedo y ansiedad. Es asombroso ver los diferentes puntos que les dan los lectores

Primero, eres una narradora increible, haces que uno quiera seguir leyendo,. Segundo es una historia muy cruel, secuestraste al duende y lo privaste de libertad. Tercero, entiendo que el duende no era más que un grillo y tu imaginación, para mi los insectos en la naturaleza son igual de mágicos que un duende.

·

Mucha gracias por leer, y me alegro que te haya gustado leerlo como a mi hacerlo

Lo leí con tu voz en mi mente. Aún recuerdo cuando me contaste el chiste de los tomates. Épico.

Yo también tengo un enano gritón en mi cuarto, pero viene cuando quiere y se va de igual manera: un grillo que le gusta hacer ruido cuando apago la luz para ir a dormir.

D.

PD.Nunca vi crepúsculo pero sí sé qué es jajaja

Lobiu