LA PUERTA QUE BAJÓ DE LOS CIELOS

in ovnis •  2 years ago  (edited)

 La Sierra de Segura (Jaén) y los pequeño pueblos que la jalonan son  de los lugares más bellos que conozco. En una de esas pequeñas  localidades, mientras me tomaba algo en la balconada de un bar, una  persona me narró un caso OVNI fascinante. Los hechos se remontaban a unos años atrás y habían tenido lugar en una casa perdida en la sierra.A  pesar de las indicaciones que me facilitaron, no resultó sencillo  localizar dicha vivienda. Tuve que parar en numerosas ocasiones para  preguntar a los vecinos que me iba encontrando si estaba en el camino  correcto. Finalmente, llegué a una pequeña construcción con un amplio  porche a modo de parasol. Una mujer muy extrañada por la visita salió a  recibirme. El protagonista de la experiencia era su padre, que no se  encontraba demasiado bien de salud. «No quiero que nadie le pregunte  sobre eso porque puede alterarse», me dijo Carmen, que así se llamaba mi  informante.

Di mi palabra de que nada  contaría del suceso mientras ellos vivieran, ni publicaría sus  identidades, y así lo hice durante décadas. Ahora que ninguno de los dos  vive creo que es el momento de darlo a conocer. En la casa vivían  Carmen, su hijo de siete años y el padre de ella, que había trabajado  toda su vida en el campo.

Gracias a las  exiguas pensiones de jubilación que cobraba él y a la de viudedad de  ella, además de lo que obtenían de una pequeña huerta y unas gallinas,  iban tirando mal que bien. Manuel, que así se llamaba el hombre, quería  con locura a su nieto y cada tarde salían a pasear por los alrededores  de la casa. Al pequeño le encantaban las estrellas, el croar de las  ranas y el canto nocturno de los mochuelos y los autillos que abundaban  en la zona. El abuelo le contaba historias y cada noche le «regalaba»  una estrella. Le explicaba que los luceros se disponían en el cielo  formando «dibujos» y que no había que asustarse de las estrellas fugaces  porque eran deseos que se cumplían si uno sabía pedirlos.Una de  aquellas noches observaron unas extrañas luces en lo alto. Presentaban  diversos colores y se desplazaban erráticamente, parándose de vez en  cuando para reanudar de nuevo el «baile». Una de aquellas  luminarias comenzó a descender, situándose a escasos metros de ellos,  «como si fuera una bengala que cae al suelo», me explicaba  Carmen. Al tocar el piso, se convirtió en una línea de luz que comenzó a  elevarse hasta alcanzar unos dos metros de altura. Carmen me narraba la  historia, mientras su padre estaba sentado a pocos metros de nosotros.  No decía una palabra. Estaba perdido en su mundo, con una constante y  leve sonrisa en su rostro. 

Authors get paid when people like you upvote their post.
If you enjoyed what you read here, create your account today and start earning FREE STEEM!
Sort Order:  
  ·  2 years ago (edited)

Hi! I am a robot. I just upvoted you! I found similar content that readers might be interested in:
http://www.xn--revistaaocero-pkb.com/secciones/ovnis-vida-extraterrestre/3-increibles-casos-contacto-entre-dimensiones

Congratulations @abreujaimes! You have completed some achievement on Steemit and have been rewarded with new badge(s) :

Award for the number of upvotes received

Click on any badge to view your own Board of Honor on SteemitBoard.
For more information about SteemitBoard, click here

If you no longer want to receive notifications, reply to this comment with the word STOP

By upvoting this notification, you can help all Steemit users. Learn how here!