Valdian- La Historia Antigua

in novela •  18 days ago

El nacimiento del mundo; un hecho desconocido para casi todas las personas que le habitan, aunque un sinfín de teorías no dejan de surgir alrededor este acontecimiento; la más escuchada y famosa afirma que en tiempos inmemorables cuando el mismo tiempo aún era joven los que después serian conocidos como los Dioses Arcaicos crearon el mundo conocido, sus dos lunas y el Sol. Otra teoría defendida por algunos eruditos afirma que en el principio solo existía oscuridad y en el centro del universo se encontraba una pequeña esfera que poco a poco fue creciendo gracias al poder del aura mágica que le rodeaba naciendo así el mundo y las razas que más tarde le habitaron, se desconoce por completo hace cuánto tiempo sucedió el origen de todo pero se estima que fue hace unos 150.000 o 200.000 años; En Valdian las tierras y montañas no tenían nombre alguno, estas estaban llenas de tiendas y campamentos de las primeras razas las cuales resultaron ser sumamente primitivas y salvajes, tenían poco conocimientos de armas y mucho menos sentían amor fraternal, en tanto los mares que rodeaban los continentes estaban plagados de peligros con miles de bestias marinas hambrientas; los pocos textos que se tiene sobre los orígenes del mundo conocido son muy variados y cuentan versiones distorsionadas al ser escritas por distintas civilizaciones como los Rhagorianos, los Khenrinianos y los Draynios; muchos no toman más que simples cuentos a estos relatos antiguos mientras que otros como los eruditos y magísteres de Canvusten los ven como la posible verdad de nuestro origen.
Una de las primeras razas en aparecer fueron los salvajes Lobizones, estos eran algo similares a los hombres pero eran sumamente primitivos al ser descendientes de los mismos lobos huargos, fieros animales que habitaban las tierras del norte de Valdian, por esto también se les da el nombre de Hombres Bestias; se tiene registro que los primeros clanes de Lobizones se formaron a las faldas de las montañas negras, se dedicaban a la cacería con armas echas de roca debido a que aún no habían descubierto el hierro, al ser un pueblo nómada y feroz eran sumamente común los enfrentamientos entre clanes por tierras y alimentos. Tenían un extraño sentido de procrear tomando de manera cruel a cualquier hembra de su clan llevándola a alguna cueva o tienda para así violarla, está no se opondría al mal trato que se le daba y para cualquier hembra lobizón era un orgullo ser elegida por un macho para copular; no conocían el significado de la familia por lo que si en algún momento carecieran de alimentos no dudarían en asesinar a su hijo recién nacido y devorar su entrañas para saciarse. En apariencia los Lobizones eran del tamaño de un humano promedio, vestían gruesas pieles de lobo para protegerse del abundante frio norteño, se dejaban crecer el cabello por lo que era muy común que varios Lobizones llevaran el cabello trenzado, su lenguaje no era muy extenso y la mayoría de las veces se limitaban a sencillos rugidos y algunas señas, veían a sus parientes lejanos los lobos como una especie de dioses y seres espirituales por lo que al sacrificarlos para comer de su carne o vestir sus pieles le daban un digno funeral al enterrar sus restos y recitar algunos extraños rituales, pero sería algo exagerado decir que los Lobizones le rendían culto a estos animales; el líder del clan conocido como el Gran wargo es escogido a través de una serie de combates donde solo el más fuerte prevalece al liquidar a cada uno de los contrincantes que se le enfrenten siendo sus huesos usados para hacer la corona del Gran wargo vencedor.
No muchos tiempo después llegarían los Gigantes; no se sabe mucho de los enormes, peludos y poco inteligentes gigantes, algunos creían que eran capaces de romper montañas y provocar avalanchas, o de secar un río entero bebiendo de su caudal, El principal rasgo de un gigante, su tamaño, es verdaderamente variable. Se pueden encontrar ejemplares de unos 4 metros, los más comunes, y algunos más extraordinarios que pueden rozar el centenar de metros, vestían grandes prendas de pieles e iban armados con enormes garrotes con los que cazaban a sus presas y eran fuertes guerreros al combatir, los gigantes llegaron a tener una relación muy estrecha con los Lobizones pero aun así no dejaba de surgir uno que otro conflicto entre ellos; algunos exploradores han encontrado cadáveres en las cercanías de las montañas negras de gigantes con heridas de garras y las entrañas abiertas; los gigantes no tenían algún líder que les gobernase y mucho menos sabían construir fortalezas o tiendas siendo en ese sentido un pueblo nómada prefiriendo estar cerca de los calmados ríos y dormir cómodamente en las raíces de los grandes árboles que rodeaban los bosques, según se cuenta era muy común que varios de ellos se reunieran alrededor de una fogata durante las noches a cantar hermosos coros terminando por atraer a los pequeños animales de las praderas cercanas que terminarían convirtiéndose en la cena de los peludos gigantes, consumían prodigiosas cantidades de carne, y si estaban conscientes, estaban comiendo o pensando en su próxima comida. Un solo gigante puede devorar el equivalente de cinco vacas al día, y aún tener espacio para más; adoraban a “los espíritus del bosque” quienes según ellos podían sentir su presencia en el aire y en las caricias de las hojas de los árboles. A pesar de tener una fama pacifica también existen antiguas historias que aseguran que los gigantes eran tan fieros y crueles como los Lobizones y en ocasiones mucho peor, subyugaban a sus hembras llegando al punto de asesinarlas en ataques de ira, en ocasiones incluso se llegaba a dar el canibalismo entre en su misma raza. Se desconoce por completo que los obligos a apartarse del mundo ya que hoy en día es muy raro el avistamiento de uno de estos, quizás una guerra contra los salvajes Lobizones o con otra raza en específico fuera la causa para que optaran por esconderse en las oscuras y silenciosas cuevas de las montañas o en las entrañas de los altos bosques.
Con el pasar de los siglos el número de clanes de Lobizones empezó a aumentar y muchos de ellos se vieron en la necesidad de expandirse abandonando las gélidas tierras del norte y partir a las frondosas y cálidas tierras del sur, allí rodeados por una flora y fauna abundante se encontrarían con una extraña raza de “Duendes Verdes” con forma femenina que se hacían llamar Dríadas; la pregunta de muchos eruditos de hoy en día es ¿dónde y cuando surgieron las dríadas?, algunos opinan que vieron su origen en el actual Jardín de los Rosales, limitando al norte de las montañas hirvientes y al este con el mar fronterizo, donde se cree habitaba una poderosa aura mágica, aunque hay quienes creen que las dríadas ya existían mucho antes del nacimiento del mundo y provenían de otro plano existencial, quizás no sería tan descabellado que los duendes verdes tuvieran la verdad sobre el origen de todo. Las Dríadas eran altas, tienen los ojos violeta o verde oscuro y su cabello y piel cambian de color según la estación. De esta forma pueden camuflarse entre el bosque sin que se las vea. En el invierno su pelo y piel son blancos, en otoño rojizos, y en primavera y verano tienen la piel muy bronceada y el pelo verde, por lo general, usan ropa remendada de su entorno natural, como hojas y ramitas, para que se mezclen con el bosque.; se sabe que eran adoradores de los Dioses Arcaicos cuyos relatos han llegado hasta nuestros días gracias a antiguos pergaminos y relatos de los primeros hombres, sin embargo sus nombres han desaparecido con el pasar de los milenios siendo conocidos únicamente por sus funciones, tales como el Dios de las Tormentas, el Dios del Fuego y la Diosa de las Flores. Construyeron sus altares en las profundidades de sus bosques tallando extraños símbolos en los troncos de sus árboles y en sus grandes rocas sagradas, eran un pueblo pacífico y tranquilo pero la cercana presencia de un intruso era suficiente razón para atacarle y asesinarle, sus habitad se basaba en grandes valles o bosques y lugares cerca de lagos durmiendo en las copas de los robles estando en constante contacto con la naturaleza, según se cree las dríadas no tenían un rey, líder o alguien que les dirigiera ya que estaban seguro que sus dioses los guiaban y ayudaban en todas sus necesidades. Se dividían en tribus siendo cada una de estas muy territoriales, cuando una de ellas moría hacían un rito funerario que duraba al menos tres días cuando el cuerpo era enterrado junto a la semilla de un árbol viendo esto como la unión de la dríada con sus dioses naturales; habían creado sus propias armas entre las cuales se encontraban el arco y las flechas cuyas puntas eran talladas con piedra plana; aunque no hay completa seguridad se cree que las dríadas fueron los promotores de la magia y las artes arcanas, cualidades con las que fueron dotados por sus dioses; son grandes amantes de la música, cantando relajantes melodías de su hermosa voz.
Sintiendo a los Lobizones como invasores de sus tierras las dríadas los empezaron a combatir despertando la furia del pueblo salvaje dando origen a una serie de guerras entre las dos razas que duraría varios siglos siendo conocidas como las Guerras Salvajes; las dríadas al ser muy agiles en combate llegaron a reducir varios clanes Lobizones y colgar sus cadáveres en las ramas de los árboles siendo la comida de los buitres mientras estos en venganza se adentraban en sus bosques destruyendo sus altares, quemando sus árboles, rompiendo sus rocas sagradas y descuartizando a cualquier duende purpura que se les impusiera; incluso cabe la posibilidad que los mismos gigantes tuviesen algún tipo de participación en los fieros enfrentamientos aunque sería casi imposible determinar en cuál de los bando lucharon; por al menos tres mil años las guerras ocasionaron un derramamiento casi interminable de sangre pero al final los Lobizones consiguieron imponerse casi exterminando por completo a las dríadas quienes tuvieron que huir al sureste y adentrarse en las cuevas y mazmorras para poder esconderse y alejarse de sus despiadados enemigos.
Con el pasar de los milenios los Lobizones habían esparcido su poderío por casi todo el continente de Valdian, fue en ese momento que llegaron los primeros hombres para acabar con su sanguinario dominio. Cuando y como se originó la raza humana sigue siendo uno de los más grandes misterios, los registros antiguos afirman que vieron su origen en el hoy llamado Valle del Amanecer en el lejano sur limitando al oeste con el Alto Océano, aunque existen ciertas posibilidades que los hombres ya existían hace miles de años atrás en las llanuras doradas en el norte del continente de Hedam, ubicado al este de Valdian; su comportamiento era menos primitivo habiendo desarrollado un grado mayor de inteligencia hablando un idioma complejo conocido como la primera lengua; a diferencia de los de hoy, los primeros hombres eran mucho más fuertes y longevos llegando a vivir unos 350 años máximo. Sea como sea que los hombres hayan llegado a Valdian lo que sí es seguro es la cruenta guerra que desataron contra los Lobizones para tomar sus tierras lo cual termino por convertirse en un conflicto que se extendió por generaciones en donde ninguna de las dos razas mostraba signos de dar su brazo a torcer; aunque los Lobizones eran un pueblo fiero y salvaje no contaron con que sus antiguos enemigos las dríadas saldrían de entre las sombras uniéndose a la raza humana para derrotarles, los fuerzas salvajes empezaron a descender por lo que muchos Lobizones al darse cuenta de la inminente derrota huyeron nuevamente a las montañas negras con los antiguos clanes mientras otros no estaban dispuestos a dejarse vencer por seres que consideraban inferiores y los enfrentaron en una última batalla donde muchos perecieron y los que no fueron subyugados por los hombres volviéndose sus esclavos; los dríadas ante lo posibilidad de una guerra con los hombres optaron por partir al noreste de las montañas hirvientes ocultándose en el bosque verdoso, hoy en día muchos aseguran que la raza de las dríadas llego a su completa extinción hace mucho tiempo pero aun así no dejan de escucharse supuestos avistamientos en las cercanías del bosque verdoso, incluso se sabe de hombres que se han adentrado en el bosque en busca de la dichosa raza pero jamás han vuelto de entre los enormes árboles, también hay mercaderes y exploradores que aseguran que en las lejanas tierras selváticas de Garnaroth habitan varias tribus de duendes verdes que inmediatamente atacan a cualquier viajero que pone un pie en sus costas.
Sin ninguna raza en su camino los primeros hombres no tardaron en esparcirse en cada rincón del vasto continente alzando fortalezas y construyendo grandes ciudades, la mayoría de ellos terminaría adorando a los Dioses Arcaicos de las dríadas, convirtiéndose en la religión principal en gran parte del continente, aun así los hombres no tardarían en dividirse en tribus y muchos terminaron desarrollando otras creencias y costumbres. Al sur de las montañas negras nacerían los antiguos Nueve Reinos siendo en su momento las naciones más poderosas en todo Valdian, estaban formados por el reino de Werdarland, el reino de Wilstorx y el reino de Traves los cuales eran gobernado por la tribu de los Dandrai; el reino de Vanncaver, el reino de Ordonbux y el reino de Gartonnes los cuales eran gobernados por la tribu de los Berdanos; el reino de Crasderlyan, el reino de Murklesia y el reino de Oskarnel los cuales eran gobernados por la tribu de los Vrakari. Más al sur se localizan una región conocida como Anverlia poblada por un conjunto de pueblos barbáricos que peleaban constantemente por tierras y alimentos; mientras al sureste se encontraba una gran península en donde se empezaban a levantar poderosas ciudades-estado, cada una desarrollando sus propias costumbres y gobiernos, siendo conocidos como los Reinos de Tyrensur; finalmente mucho más al sur de los reinos, atravesando las montañas rocosas y el río Femrinys, en un desierto árido casi sin fin se levanta una poderosa nación que sería conocida como Khenrini; así con la llegada de los reinos iniciaba una era de poder, de traiciones y de sangre, iniciaba la Era Dorada.

Authors get paid when people like you upvote their post.
If you enjoyed what you read here, create your account today and start earning FREE STEEM!