Dos sinceros poemas sobre encuentros matutinos

in literatura •  last month  (edited)

Tengo una extraña obsesión con el amenísimo ambiente matutino. Es cierto que soy una criatura nocturna, pero disfruto a sobremanera la belleza del alba.

Hablando de anhelos y nostalgia siempre hay un protagonismo de las mañanas en mi vida, por eso este par de poemas intentan hacerle honor a ese breve periodo de tiempo que me recuerda mi mortalidad cada día.

El primer poema se va hacia el futuro, hablando de lo que se vivió como si fueran pinturas frescas que inesperadamente se desvanecieron. Esto es una historia sobre un regreso al hogar.

El segundo poema viaja al pasado, recordando lo que satisface enormemente al espíritu. Incluso en la sencillez de un desayuno se pueden hallar memorias que representan una felicidad difícil de comparar.

Estas son obras plagadas de sensaciones melancólicas que evocan esos grande momentos que nos cambian sin que siquiera nos demos cuenta.

astronomy-clouds-hands-447329.jpg

Pexels


El día que te encuentre

I

Lucen tenues los faros del camino
que contrastan con el esplendor
del emocionado sol naciente
alzándose sobre un opaquísimo espejo.

La vieja plaza ha perdido su esencia
carente de su alma festiva de antaño.
La iglesia con su vestidura raída
deja notar el descuido del tiempo.

beach-dawn-iphone-wallpaper-189349.jpg

Pexels


II

El muelle recibe los vientos húmedos
saludando a los soldados de bronce
que rememoran el precio de la libertad
tan valiosa como evasiva.

El golpe sordo de un mango en la arena
me cuenta que el hogar tiene magia.
El futuro es un cuaderno en blanco
y el pasado un sempiterno libro.

dark-green-dark-green-plants-daylight-1165502.jpg

Pexels


III

El vértice de aquellos encuentros
aún guarda bajo la sombra del níspero
algunas colillas que alfombran el asfalto
manchadas por días de ocio y risa.

La acera vacía, como cada día,
fingiendo desconocer por completo
las manías que viven sus noches
entre ojos colorados llenos de ardid.

addict-addiction-ashtray-46183.jpg

Pexels


IV

El camino de arena se extiende
hasta el muro del aroma penetrante
de empanadas tibias y salsa exquisita.
Los pájaros replican a un quedo mugido.

Alaridos caninos rompen la calma
mientras se deja ver la vieja casucha
erguida en ladrillos desnudos
tan humilde como bendita.

animals-birds-bright-2086748.jpg

Pexels


V

El camino me lleva hasta ella.
Nos entrelazamos intensamente
y disfruto el primer respiro de su aroma.
Descubro mi plenitud en la realidad

viendo su evidencia entre mis brazos.
Sonrío en transparencia por saber
que mi gran amor tiene reflejo
con un propósito genuino y claro.

affair-anniversary-asad-1024975.jpg

Pexels


VI

Un par de ojos sinceros me narran
su gran nostalgia y un mayor anhelo
mientras el cruce me confirma
que la lucha ha valido la pena.

Gloria a la dama en el umbral
gestora del insólito acontecimiento.
Por ella tuvo origen esta mente entrópica
que finalmente celebra su victoria.

beverages-breakfast-caffeine-3020919.jpg
Pexels


Mi café matutino

Mi deber me despertaba con voz muda
y un frio inusual aceleraba mis pasos.
El reloj me ordena ser ágil y atento.

Dos arepas endurecen su piel en el budare
y cuatro panes franceses se broncean
rebosando de pálido queso fundiéndose.

El café se divide como cada mañana:
una taza dulce y oscura para animarme
y una amarga para proteger a la reina.

Hay dos tazas más de textura densa,
con tono claro y abundantes de espuma.
La puerta vieja revela el inicio del día.

Un retorno debido e insuficiente
con un plato servido en la mesa
y un amoroso beso en la frente.

Un abrazo enorme.png

Authors get paid when people like you upvote their post.
If you enjoyed what you read here, create your account today and start earning FREE STEEM!
Sort Order:  

Loading...