¿Quién me enseñó? ¿Quién es el verdadero maestro? - Escrito por @nachomolina | Original Poetry | 100% Original | "LECTURA RECOMENDADA"

in GEMSlast month


¿Quién me enseñó? ¿Quién es el verdadero maestro?

Autor: @nachomolina
Pensamientos


He tenido varios maestros, el libro, la calle, la naturaleza, luz y oscuridad. La soledad, amor y tristeza... La voz de mi padre, la Universidad, mi antigua escuela, algunos Steemians y las cuatro paredes de una habitación que a veces me enseñan a olvidar. Cada uno con su propio método, sabios versos conexos que atraviesan mi mente, me hacen pensar, complementan mi verdad y acaban el desasosiego hasta plasmarse en algún lugar de mi pensamiento.

¿Cuál ha sido el resultado?

¡Correcto!, "Crecimiento"

Somos el orgullo del maestro. Cuando llegamos a sus manos, siendo tan solo semillas, él cultiva nuestro conocimiento, nos vigila de cerca y nos hace mirar la luz porque sabe que en la oscuridad no germinaría nuestro talento.

Pero el proceso es aun más extenso, serán nuestras raíces las que nos mantengan de pie en el suelo. En la vida, mientras más profundicemos, estaremos más firmes de cara a los nuevos retos. Hasta que un día brindemos frutos, basados en una regla simple:

"Lo que hoy cultivamos será lo que mañana cosecharemos".


"Con un lápiz y un papel en manos, pasé un mes escribiendo a la luz de una vela. Con mi PC dañada, tuve que adaptarme a los acontecimientos".

¡Recuerdo que a veces soplaba el viento!

También, mi vista empañada me hacía andar tras el rastro del grafito sobre el lienzo. Mi mano atinaba su propia dirección, como poseída por el encanto de la escritura iba decorando en escala de grises el technicolor.

Eran hologramas de pensamientos, hacia donde dirigía la mirada veía frases pintadas, la musa, un aura, nacimiento de la poesía con el mínimo recurso.

Como un antiguo poeta y su candelabro, buscando la imagen en el fondo de un papiro.


En ocasiones, siento que dentro de mi ser habita algo. Una muestra de poder que pretende guiarme hacia un camino muy largo,

Me dice:

_"Sujeta la vida por el extremo fuerte, a veces lo profundo parecerá ser llano"


"No podrás mantenerte mucho tiempo a flote, por más que lo intentes terminarás cansado. Debes aprender a nadar en el inmenso océano, a la deriva, es donde estará lo que buscamos. Te daré un pez en la mano como alimento, pero mi meta es enseñarte a pescar, porque solo así podrás tener sustento todo el año. Debemos ir y regresar sobre este océano, cuantas veces sea necesario, como buen maestro nadaré contigo hasta verte alcanzar lo que has soñado..."


¡Esa voz fue como trueno!, fue relámpago e iluminó por un momento mi cuarto.

Era la sangre en mis venas, lo que en verdad estuve dibujando.

Frases, trazos, mi mundo sobre un barco de papel, imágenes onduladas por el sueño que se aferraban a mi mano y apoyado en él hilvané versos sin descanso.

Era el camino de la luz, era mi naufragio en la mar del pecado. Ese ser extraño susurraba en mi hombro, la sabiduría, vestida con la retórica de un horco.

Para que fuera yo conquistador de las almas y no solo un conquistado soñador navegando sobre un folio.


"Aprendí que el esfuerzo conduce al logro, aprendí que si te dan algo tienes que preguntarte porque te lo han dado y luchar hasta obtenerlo por ti solo".

"¡Al hablar, con aquel maestro!, me elevé hasta los confines del universo, luego de estar hundido en el fondo de un océano."

Me hizo encender de nuevo aquella vela, la cual se apagó con el soplido del viento, casi consumida, con su opaca luz iluminó la silueta frente al espejo.

¡Otra vez, frente a mí!
demostrándome que:
"No puedes matar algo que ya está muerto".

Mi cara fue la de un anciano, arrugas, poros tratando de respirar sobre el abstracto, una búsqueda de explicación expandía mis raíces bajo el escritorio de mármol. Fueron mis frutos un mar de lágrimas, fueron mis manos la de un escultor anónimo inclinado hacia la luz de un faro.


[Imagen creada por el autor] @nachomolina

¡Otra vez, empuñé mi lápiz!, aun más fuerte, miré la hoja como si esta fuera mi última vez y escribí como un niño, con la voz de la experiencia chocando contra las paredes de mi cuarto, una y otra vez, resonando en los laberintos de mi mente como si esta fuera la primera...

El hombre en el espejo, ese es mi verdadero maestro, en los momentos más difíciles me dicta el camino a seguir y luego se esconde en su regazo hasta un próximo reencuentro...



[Original Poetry]
@nachomolina


venezuela
2020


Saludos,
espero hayan disfrutado la lectura.

Sort:  

Entender cómo funciona la vida es sumamente complejo. Vi el mismo espejo y cada episodio parecía repetido. Toca aprender de esos maestros porque caen y se vuelven a levantar modelando ejemplos impregnados de sabidurías. Gran reflexión . Me llevo varios aprendizajes.

Gran amiga! motivador comentario,
me complace mucho saber que te ha gustado y has logrado internalizar el contenido. Un abrazote, gracias... :)