Historias alternativas de vida. Relato

in acropolis •  3 months ago 


Hola amigos de steemit, en esta oportunidad les comparto un cuento, será un gusto para mí, leer sus comentarios.

¿Alguna vez imaginaste que tú no eras tú?
De niña, cuando me enviaban por castigo a un rincón, solía ver un bloque específico de la pared, que tenía una intrigante grieta y me gustaba imaginar, que me iba por esa rendija y salía a otra realidad, otra ciudad. Caminaba, caminaba y en una calle específica, había una casa a la cual entraba como si fuera mía, llegaba a la mesa, comía y conversaba con las personas que estaban allí; era parte de la familia.
 
El castigo traía el atractivo de la rendija y la historia se repetía; cada visita a la casa era cada vez más interesante, padres amables y amorosos, me abrazaban y llevaban de paseo. En una de esas incursiones toqué violín y todos estaban contentos, pero no demasiado porque era algo normal, en esa casa se tocaba violín, tan igual como en la mía verdadera se regaba las plantas, nada especial por qué ufanarse.
 
En otra oportunidad fui bailarina, el ballet se me daba de una manera extraordinaria, sentía cada giro, mis pies ligeros se despegaban del piso, con seguridad iniciaba nuevos pasos, parecía que en algún momento podría volar. La ensoñación terminaba cuando suspendían el castigo, que a veces resultaba muy corto para todo el vuelo imaginario que necesitaba hacer, entonces me pareció conveniente dejar el final como en los cuentos, “esta historia continuará” y al día siguiente esperaba que me mandaran nuevamente al rincón, agarraba el relato, donde lo había dejado la vez anterior, y continuaba mi viaje a través de la rendija. En esa casa se vivía de una manera tal, que provocaba estar allí.

Cuando no había motivo de castigo, por puro gusto me iba a mi esquina y aparentemente estática y rígida dejaba que el alma se fuera a través de aquellos surcos, cada vez más fáciles de traspasar. Ondas de colores, voces, luces y muchas posibilidades de viajar.
 
Un día mis padres, raramente, estaban felices, les habían aprobado un crédito de no sé qué. De la noche a la mañana nos mudamos a la casa de la abuela, mientras a la nuestra le hacían unas reparaciones. Cuando regresamos mi lugar favorito estaba pintado de azul, un jarrón gigante estaba castigado allí, tenía muchas espigas, de cada púa, un batallón de guerreros salía a defenderme, se esparcían por el techo raso y abatían a cuanto intruso quisiera entrar al hogar. Por la pared resbalaban guardianes que estaban atentos a todo lo que pudiera ocurrir. Mi casa se había convertido en un palacio apetecido por rufianes, que cada día querían atacarla, pero yo tenía un ejército especial…

Contenido original



Posted from my blog with SteemPress : http://charjaim.repollo.org/2019/06/13/historias-alternativas-de-vida-relato/
Authors get paid when people like you upvote their post.
If you enjoyed what you read here, create your account today and start earning FREE STEEM!
Sort Order:  

Recordé algo de cuando era pequeña, parecido a esa grieta en la pared. Lo triste es que para mi era una pesadilla, nunca he podido dejar claro de que se trataba lo que sucedía en ese ese sueño, lo cierto fue que me persiguió por muchos años de mi niñez. Puedo decirte que se trataba de unas piedras y yo debía cargarlas creándome esto una gran tortura. Saludos amiga.

La niñez tiene a veces sus propios mostruos. Recuerdo que mis hijos hablaban de un hombre vestido de militar que caminaba por la casa, y mi hija menor les confirmó diciendo que sí que ella veía como ellos le atravesaban como si fuera transparente, para ella era algo muy normal, siempre lo había visto. Creación o lo que fuera se había hecho recurrente su presencia hasta que desapareció del todo. Saludos cordiales, gracias por la visita.